domingo, 19 de enero de 2014

Capítulo 26



Al día siguiente me desperté y me duché. Cuando salí vestida, Sam ya no estaba. Había marchado sin mi, genial. Igualmente cogí mi bolso con los libros correctos, y marché de la casa para atravesar el campo que llevaba a las clases. En el caminó oí un ladrido. Me imaginé que sería mi mente así que seguí caminando pero lo volví a oír. Miré a un lado, y en uno de los jardines había un perro. Miré el reloj, ya había tocado, lo que explicaba que no había nadie en el jardín.

Era imposible ¿Un perro? Me acerqué, y ahí estaba el pobre tiritando. Era un cachorro. Lo cogí y miré a todos lados. Parecía que nadie lo había dejado ahí recientemente. Estaba un poco delgado, debió comer poco. Pero estaba tan solo un poco socio, no demasiado.

-¿Qué te ocurre pequeño? ¿Qué haces aquí? -le pregunté mientras le cogía en brazos dándole un poco de calor. Madre mía ¿Estaba hablando con un perro? -Debes ser el único que me quiere hablar.

Iba a ir a clases, pero no le podía dejar ahí, me reconcomería la conciencia. Así que cogí mi pañuelo del cuello, y lo tapé un poco con él. Volví de nuevo a la casa con cuidado de que nadie me viera. Entré en la habitación, puse una toalla en mi cama para que no ensuciara el edredón y lo dejé ahí.

-Quédate aquí, ahora vuelvo. -Salí del cuarto, y fui hasta la cafetería. Cogí de la máquina expendedora unas galletas, ¿qué otra cosa le podía dar al pobre perro? No creo que le gustasen las chucherías. Luego volví a la habitación, y el perro seguía ahí. Busqué después por la habitación algún recipiente de plástico, y después fui al cuarto de baño de la habitación a reyenarlo de agua. Volví, y dejé en el suelo el agua y bajé el perro. El pobre comenzó a beber a más no poder, se notaba que estaba sediento. Cuando terminó de beber me miró con una cara muy tierna, y no pude evitar sonreír. Me arrodillé en el suelo y él vino hacia mi apoyando sus patas delanteras en mis rodillas. Saqué del paquete de galletas una de éstas, y le di un cacho. Él la comía de mi mano, o más bien las devoraba. ¿Cuánto tiempo estaría sin comer? Pobrecillo. Acabé de darle el resto de las galletitas, y después me quedé acariciendolo, mientras pensé en qué hacer con él. ¿Qué haría? No permitían animales en ese lugar, pero no lo dejaría en la calle o una perrera, a saber como terminaba el pobre animal. Tenía un collar en el que ponía su nombre, 'Toto', pero no dónde era su domicilio. Iba apañada. Entre que pensaba todo eso Toto se durmió en mi regazo.

Al final lo dejé durmiendo en la cama, luego lo pensaría, pero ahora tenía que ir a clase. Le dejé otras galletas en el suelo y más agua por si acaso. Puse toallas en las dos camas, y listo. Marché a clases dejando al perro ahí con todo lo necesario.

Cuando cerré la puerta del cuarto, me choqué con alguien.

-Perdón -dije casi por acto reflejo. Levanté la vista y ahí estaba Louis. -Anda Louis ¿Qué haces aquí?

-Me olvidé un libro y como tenía hora libre aquí estoy.

-¿Pero hoy no tienes libre a tercera hora? -el asintió. Miré mi reloj. -¡Madre mía tanto tiempo llevo ahí! Me he perdido ya tres clases.

-Es verdad, hoy no te vi por allí. Por cierto, me contó Amber lo de Niall, y yo no le dije nada.

-¿Ya lo sabe todo el mundo? Dios mío, no puede ser. -Al oír que ya lo sabía Amber, fue el colmo.¿Cuántos más lo sabrían? ¿Y si se enteraba Liam? Bueno, espero que no. Pero nunca se sabe.

-Bueno, que yo sea lo sabe Sam, Harry, Zayn y Amber. Pero los demás no creo.

-Eso espero... -Oímos un ladrido, de Toto seguramente. Yo abrí los ojos como platos.

-¿Qué fue eso? -preguntó Lou.

-¿El qué? Yo no oí nada. -Disimulé, pero volvió a ladrar. Toto, cállate. Pensé.

-¡Eso! ¿Es un perro? -insistió Louis.

-No creo, a lo mejor dormiste poco. Será mejor que por la tarde tomes un descanso. ¿Marchamos ya? Se hará tarde si no vamos tirando hacia clase.

-Vale anda, pero juraría que oí un perro.

Marchamos entonces a clases, y allí estuve las tres últimas clases, ya que no llegué a tiempo ni para el descanso. Gracias a dios una de ella me tocó con Harry y Niall, y otra con Zayn. Menos mal que ninguna con Sam, porque si fuera así sería como estar sola en clase.


Continuará...

------------------------------------------------------

Comentar y sigo ♥

11 comentarios :

  1. Me encantaaa sigue please :) PD: de donde eres?

    ResponderEliminar
  2. siiiiiguelaaaaa pliiiiiiiiis :)

    ResponderEliminar
  3. La mejor escritora sin dudaaa :) sigue cuando puedas :)

    ResponderEliminar
  4. De donde eres?porque escribes realmente bien :)

    ResponderEliminar