miércoles, 4 de diciembre de 2013

Capítulo 3

Niall me había llevado hasta casa en su coche, ya que él al cumplir los años antes que yo, ya tenía los 18.

Ahora estaba en casa, tirada en la cama sin hacer nada. Solo miraba el techo pensativa, como hacía casi todos los días.

No tenía deberes, solo el trabajo con Niall pero ese era para la semana que viene. Así que prácticamente, lo único que hacía era el vago. Me giré en la cama para tener una postura más cómoda, y me topé con el peluche. Ese peluche que Louis me había regalado en el parque de atracciones. Lo abracé a más no poder. Lo echaba mucho de menos. ¿Por qué Louis había tirado tan rápido la toalla? Yo quería una vida junto a él, no un verano.

Tenía un calendario en el que tachaba día a día la fecha en la que estaba. Quedaban más de 200, casi 300 días para el verano. Casi 300 días que me separaban de él. Pero eso no era lo peor, lo que yo temía era ir, y que nada fuera lo mismo...

-¡_______! -oí gritar a mi madre desde la cocina.

-¿¡Qué?! -respondí.

-Ven, quiero hablar un momento contigo.

Ui, esas palabras en una oración hecha por mi madre y dirigida a mi, no solía ser nada bueno.

-Voy...

Fui hasta la cocina, donde estaba ella sentada.

-Te quería preguntar una cosa, siéntate -yo le hice caso, y me senté- ¿Estos días te ocurre algo?

-No, ¿por?

-Es que siempre quisiste ir a esa universidad, y ahora parece que la repeles. Bueno, la repeles a ella, y a todo el mundo ¿qué te ocurre?

-Nada mamá...

-¿Y Ana? No la viste desde que llegaste aquí.

-Es que... Nos peleamos mamá. Pero ya hace unos meses, así que no me habla ni la hablo.

-¿Y eso?

-Nada, tonterías...

-Y una cosa más... ¿Qué pasó con ese chico? -ahí sentí una punzada en el pecho. Me dolió mucho.

-Nada mamá.

-Venga ya hija, sé que estás así por eso. Puedes decírmelo.

-Mamá... -se me calló una lágrima, y mi voz comenzó a quebrarse – es que, no me acostumbro a estar sin él...

-Pero hija, pronto lo verás -dijo comprensiva.

-Pero el dijo que no quería atarme, que era más pequeña y a lo mejor conocía a alguien en la universidad mejor que él – ella me abrazó, y yo lloré ahora sin miedo a que me dijera nada -pero sé que no lo haré...

-Shh -dijo mi madre tranquilizándome- todo mejorará...

-¿Cómo?

-No se, pero fijo que os volveréis a ver pronto... -dijo en son de animarme, pero fue en vano.



Cotinuará...

7 comentarios :

  1. Guaaau me encantaaa =3 otro porfaaa ERES LA MEJOR ESCRIBIENDO, SOY ADICTA

    ResponderEliminar
  2. otro porfaa me considero adicta a la nove

    ResponderEliminar
  3. Jooo q penitaaaa sigue porfiss

    ResponderEliminar
  4. Oh my god <3 asdfghjk amo la noveeeeeeeeeeeeeeeeeeee sigue pls <3 para que despues digan mis padres que no leo jaja

    ResponderEliminar
  5. Me ha pasado igual que en la nove, tengo best falsas forever :C

    ResponderEliminar